Comprar báscula digital o electrónica

Puntua nuestro articulo

Consejos para comprar una báscula digital en el 2018

 

Hoy en día, a la hora de comprar cualquier tipo de báscula, podremos encontrarnos con dos tipos de básculas principalmente:

Básculas convencionales

Las básculas convencionales son aquellas en las que podemos ver nuestro peso mediante una rueda que gira y un pequeño marcador con forma de aguja que nos marca el peso exacto.

Sin embargo, este tipo de básculas convencionales solían tener un fallo. Eran bastante simples de descuadrar, lo que hacía que finalmente nuestro peso no se mostrase fiel a la realidad. Si no tenemos mucho cuidado con este tipo de básculas o las usamos con demasiada asiduidad, encontraremos que el peso no está bien calibrado y que, en definitiva, la báscula se rompe con una facilidad pasmosa. De esta manera, la báscula queda inservible y tenemos que tirarla para poder comprar otra.

Además, otra de las grandes desventajas de las básculas convencionales es la dificultad de leer el número de peso, y a su vez, la poca precisión del mismo. Si no fijamos la vista correctamente en el número de decimales de nuestro peso o si tenemos la vista algo estropeada, puede que no seamos capaces de ver con claridad nuestro peso exacto.Por este tipo de razones,  desde hace ya algunos años, la gente opta por comprar básculas digitales o electrónicas.

Básculas digitales

Ejemplo bascula digital

Este tipo de básculas nos marcan nuestro peso exacto en números mediante una pantalla, de tal manera que la rueda giratoria de las básculas convencionales desaparece. Así no tenemos la dificultad de tener que leer el peso de nuestro cuerpo, ni tampoco existe el peligro de que la misma se descuadre o descalibre. En resumidas cuentas, es mucho más cómodo y práctico poseer una báscula digital o electrónica.

 

La elección es bascula digital o analogica

 

Podemos encontrar que podemos comprar una báscula digital y electrónica en todos sus formatos. Ya estemos ante una báscula de baño, ya estemos ante una tanita o ante una báscula de cocina, podremos adquirir el modelo digital y electrónico para simplificar nuestra vida.

La única ventaja que podemos encontrar en las básculas convencionales o analógicas con respecto a las básculas digitales o electrónicas, es el hecho de que a estas anteriores no había necesidad de proporcionarles ningún medio de carga. En cambio, si optamos por comprar una báscula digital o electrónica, debemos tener en cuenta que también tendremos que comprar pilas para poder recargar esta cada vez que se quede sin energía.

Sin embargo, este  pequeño fallo o inconveniente de las básculas digitales o electrónicas no significa nada en comparación con todas las ventajas que ofrece, y ello es la razón por la que cada día más personas optan por comprar este tipo de básculas con respecto a las tradicionales.

Como conclusión, tanto si queremos llevar a cabo un control de nuestro peso debido a la dieta o al ejercicio como si queremos medir el peso de un determinado mineral o joya o si queremos medir el peso de los ingredientes y alimentos que vayamos a emplear en la cocina, una báscula digital o electrónica es mucha mejor opción que una báscula analógica y tradicional, por lo que es realmente una muy buena alternativa pensar en comprar una báscula digital o electrónica que podamos usar en nuestro día a día. Ello se debe a que descuadrar su peso es mucho más complicado, por lo que tendremos casi un 100% de acierto en cuanto al peso de cualquier cosa que queramos poner en nuestra báscula.

Por ello, a no ser que sea para nosotros un gran inconveniente tener que recargar la báscula mediante pilas, lo mejor es comprar una báscula digital o electrónica.