Comprar báscula de maleta

5 (100%) 9 votes

A la hora de hacer la maleta siempre tenemos el mismo problema: el peso del equipaje. No sabemos cuánto pesa lo que hemos metido en la maleta y no sabemos si podemos meter más o por el contrario nos hemos pasado.

Esto resulta ser un verdadero incordio por dos motivos:

-En primer lugar, si nos hemos quedado cortos lo más seguro es que nos hayamos dejado cosas realmente importantes en casa que o echaremos de menos o tendremos que comprarlos en nuestro destino, lo cual es un gasto innecesario ya que ya tenemos esas cosas en nuestra casa.

-En segundo lugar, señalar que si nos pasamos de peso deberemos abandonar el exceso de equipaje en el aeropuerto o pagar por los kilos de más. Como puedes observar esto es un auténtico incordio.

Pero no solo es un incordio sino que resulta anti económico ya que o se tiene que pagar más peso o se tienen que comprar cosas que ya tenemos o por último tenemos que abandonar pertenencias nuestras que valen dinero. Por ello, lo mejor que podemos hacer es comprar una báscula de maletas.

Una báscula de maletas no es un producto caro y resulta muy eficaz, eso sí es solo para personas que viajen mucho ya que si viajas una vez cada par de años lo más seguro es que tardes mucho en amortizarla. Por ello, si eres un viajero empedernido debes contar con ella.

Las ventajas son evidentes:

-Ahorras dinero al no tener que pagar exceso de equipaje.

-Ahorras dinero ya que no tienes que comprar cosas que ya tienes (y normalmente de difícil venta)

-Ahorras dinero ya que no tienes que abandonar tus pertenencias en medio del aeropuerto. Pertenencias que, por cierto, pueden tener un gran valor sentimental y que son muy difíciles de reemplazar. Esto es lo que más duele y puede incluso que prefieras perder el vuelo a tener que dejar estas cosas en el aeropuerto.

No obstante, también presentan inconvenientes como que son poco versátiles en comparación con otro tipo de básculas más polivalentes. Lo que no es una desventaja es su precio, no porque sean baratas o caras, sino porque hay que tener en cuenta que es una inversión.

Y como es una inversión hay que tratarla como tal, es decir, esto implica el hecho de que resulta necesario poder amortizar el bien. Esto quiere decir, en términos menos complejos, que resulta fundamental que la vayas a usar realmente. Tienes que tener en cuenta que si viajas poco te salen más rentables otras opciones. No queremos engañarte, no queremos que compres por comprar sino que compres lo que vas a usar.

En conclusión, este tipo de báscula requiere un perfil muy concreto: el de viajeros empedernidos que disfrutan de sus viajes pero no quieren desperdiciar su dinero. Por este motivo, si te gusta viajar estás de enhorabuena ya que con estas básculas podrás ahorrar dinero y tener la seguridad de que viajas con el peso exacto. Hemos elegido las mejores básculas relación calidad precio por lo que nunca fallarás en tu compra.